3.4.07

Popurrí 2

La velada ñoquera fue todo un éxito, y el preludio de otra fin de semana de locura. El viernes a la noche fuimos a La Galerie a tomar algo, éramos un grupo bastante grande. Charla casual, sacadas de cuero varias, tres versiones distintas de fútbol con los dedos, y castillos de naipes hechos a base de posavasos de cartón. El sábado nos fuimos en patota a Würzburg, una ciudad de por ahí, a pasar el día. Lo de en patota nunca mejor dicho: éramos 12, de 7 países distintos, repartidos en 3 autos. Paseamos por la ciudad que es muy bonita, comimos en una terraza aprovechando el lindo día -después se descompuso- y subimos hasta el castillo que es enorrrrme y desde el cual hay hermosas vistas de la ciudad. A la vuelta fuimos a cenar a casa d otro compañero de Nacho, mexicano con mujer polaca y niña de 2 años y medio. Tienen también dos perras: una pug color cervato y una cruza de King Charles que son unas babositas totales. El domingo nos dedicamos al merecido descanso. Sin embargo el finde estuvo marcado también, lamentablementwe, por el taponamiento simultáneo de las piletas de la cocina y del baño (lo cual es señal de que el atasco está bien abajo en el caño). Dos frascos de destapacañerías y mucha sopapa después, no me ha quedado otra que montar el lavado de platos en la bañera y notificar a la propietaria -que segun me dijeron de esas cosas acá se encargan ellos. "Esto no es España", fueron las palabras de Maria. Ayer también retiré fotos así que les dejo este bonito paisaje de la última vez que nevó.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Podéis decir las barbaridades que gustéis, pero con altura, por favor.